Inicio / Deportes / A BARCELONA NO LE ALCANZÓ CON MESSI Y EL BILBAO GRITÓ CAMPEÓN

A BARCELONA NO LE ALCANZÓ CON MESSI Y EL BILBAO GRITÓ CAMPEÓN

Supercopa de España. En el Camp Nou, terminaron 1-1 y el equipo Vasco se adjudicó el título tras el 4-0 en la ida. Messi y Aduriz anotaron los goles. Piqué se fue expulsado.

Barcelona no pudo remontar el 0-4 de la ida y Bilbao se consagró campeón. (Foto: tn)
Barcelona no pudo remontar el 0-4 de la ida y Bilbao se consagró campeón. (Foto: tn)

España/Clarín

Barcelona fue con todo en el Camp Nou, pero se quedó sin combustible. Debía remontar el 0-4 que le había propinado el Athletic de Bilbao en la ida de la Supercopa de España. Pero ni con Lionel Messi le alcanzó. La Pulga abrió el marcador y parecía que la hazaña era posible, pero en el segundo tiempo apareció Aduriz, selló el 1-1 y le dio el título a los vascos.

El equipo de Luis Enrique salió con todo. En el inicio apenas Gerard Piqué le acertó al travesaño y el partido quedó definido desde el primer minuto: el local al ataque, la visita a defender y esperar por una contra. Lionel Messi y Andrés Iniesta se hicieron dueños del juego del Barcelona que buscaba la apertura del marcador desesperadamente. Generó cinco situaciones claras en el primer tiempo, pero el gol no llegaba. Incluso un error de Mascherano en la salida le dejó a Eraso de cara al gol. Pero el remate del delantero se perdió afuera ante la rápida reacción del arquero chileno Claudio Bravo.

Y cuando el primer tiempo se esfumaba apareció Messi en el área: sinónimo de gol. Luis Suárez le bajó con el pecho un centro de Rakitic y Messi controló con el pecho y definió de zurda para el 1-0.

Para el segundo tiempo, Barcelona salió a buscar otro gol (todavía le faltaban tres para forzar el alargue), pero empezó a sufrir con la contra del Bilbao. Lo tuvo Aduriz, pero Bravo le ahogó el grito y enseguida Piqué vio la roja por protestarle al árbitro Velasco Carballo. La cuesta se inclinaba más todavía para el Barsa.

El local se descontrolaba y los minutos se consumían. Luis Enrique movió el banco: Sandro y Munir por Rakitic y Pedro. Pero el equipo quedó partido. Faltaban 15 y Barcelona todavía debía marcar tres goles. Lo tuvo Suárez, pero su zurdazo se fue desviado. Y en la jugada siguiente Aduriz (el que había marcado tres goles en la ida) instaló el 1-1 y selló la serie. El local ya jugaba casi sin defensores y Aduriz quedó mano a mano tras un pelotazo. Definió, tapó Bravo y en el rebote no falló: gol, empate y la Supercopa quedó para el Bilbao que festejó un título tras 31 años.

About Usuario Principal

También le puede interesar

La tremenda paliza de un jugador a un recogepelotas en Brasil

Jeferson Reis, jugador de Operario, perdió los papeles durante el encuentro contra el Comercial, en …