Inicio / Frontera Informativa / ALARMA EN TARTAGAL POR UN PARÁSITO EN EL AGUA QUE CAUSA DIARREA Y VÓMITO

ALARMA EN TARTAGAL POR UN PARÁSITO EN EL AGUA QUE CAUSA DIARREA Y VÓMITO

Se trata del Cryptosporidium. Los más afectados son los pacientes inmunodeprimidos. Apuntan a Aguas del Norte, que recién ayer recomendó hervir el agua para tomar.

El Cryptosporidium es un parásito protozoario que se encuentra en aguas contaminadas. (Foto referencial)
El Cryptosporidium es un parásito protozoario que se encuentra en aguas contaminadas. (Foto referencial)

Tartagal/El Tribuno

En el agua de red que se consume en Tartagal se encuentra un parásito que puede provocar vómitos, diarreas, fiebres y otros síntomas similares, pero que pueden afectar con mayor gravedad a pacientes inmunodeprimidos, según confirmó Gladys Paredes, gerenta sanitaria del hospital Juan Domingo Perón.
El tema es que el agua que consumen los vecinos de Tartagal está contaminada, por lo que desde el hospital Juan Domingo Perón se advirtió sobre la necesidad de hervir el agua para tomar y lavar frutas y verduras.
Gladys Paredes explicó que “tres o cuatro semanas atrás le dimos el alerta a la empresa (prestataria del servicio de aguas) considerando que teníamos muchos casos de vómitos y de diarreas, tanto en niños como en pacientes adultos, y por eso sospechamos que podría haber una fuente común”.
La médica también señaló que “vinieron las autoridades de la empresa y les mostramos un mapa de cómo teníamos distribuidos los casos de diarreas y vómitos. Ellos se encargaron de hacer los estudios, enviaron las muestras a la UNSa y efectivamente nos confirmaron que había un parásito en el agua que la población está consumiendo y que provoca estos síntomas”.
Recién ayer Aguas del Norte lanzó un parte pidiendo a la población que haga hervir el agua para tomar, al tiempo que informaron que están trabajando en la planta potabilizadora.
En las personas que tienen las defensas normales provoca una diarrea que es autolimitada, ya que puede durar siete días, provocar vómitos, escalofríos y fiebre. Pero en las personas inmunodeprimidas la diarrea se puede extender por más tiempo, hasta 14 días inclusive, y necesariamente este paciente tiene que ser medicado, según contó la profesional.
Los trabajos
Paredes agregó que “hace tres o cuatro semanas se comenzaron a detectar los brotes de diarrea. Allí el Servicio de Atención Primaria de la Salud (APS) trabajó en los barrios repartiendo sueros, mientras nosotros en el hospital les advertíamos a las madres que controlaran a sus hijos porque estaba sucediendo algo raro”.
Al referirse a la situación actual la gerenta sanitaria del hospital Perón precisó que “han disminuido las diarreas desde hace un par de días. A nosotros este informe nos llegó en forma verbal el día jueves anterior por boca del ingeniero Astorga (gerente en la zona de Aguas del Norte)”.
Con esta confirmación lo que recomendamos es que se siga repartiendo suero y que se hierva el agua, no solo para consumir sino también para lavar las verduras.
La médica asimismo manifestó que “no se produjo ningún deceso de pacientes por deshidratación pero lo importante es que la comunidad sepa que el problema existe y que resolverlo dependerá de las medidas que tome la empresa Aguas del Norte”.
La diputada por el departamento San Martín Gabriela Martinich, por su parte, explicó que “llamó la atención que la contaminación del agua solo ocurriera en Tartagal” y agregó que, “al parecer, no es la fuente de captación de agua la que sufre la contaminación sino la planta depuradora, y no fue detectado antes porque no forma parte de los protocolos de los controles de rutina que realiza la empresa”, manifestó.

Niños deshidratados

“El mayor inconveniente que pudimos observar hasta el momento pasa por los cuadros de deshidratación en los niños”, señaló Silvana López, del servicio de APS del hospital Juan Domingo Perón.

La licenciada informó que “los niños y adultos que ingresan con ese cuadro permanecen en el hospital por 24 horas para ser rehidratados y cuando son enviados nuevamente a sus domicilios les entregamos sales de rehidratación oral”.

López explicó que “el parásito que se ha detectado en el agua, lamentablemente, no se elimina ni con cloro ni con dos gotas de lavandina por litro, por eso es necesario someter al agua que se va a utilizar a una temperatura mayor a los 80 grados”.

Y agregó: “Esta bacteria fue detectada hace un mes y por suerte podemos decir que bajaron las consultas por diarreas y vómitos”.

El parásito y sus efectos

El Cryptosporidium es un parásito protozoario que se encuentra en aguas contaminadas. Se lo reconoce cada vez más como el causante de brotes de diarrea cuando los reservorios de agua han sido contaminados. En las personas normales produce una enfermedad autolimitante, pero entre los pacientes inmunodeprimidos causa diarrea severa, enfermedad de la vesícula biliar e inflamación del páncreas.

Se trata del Cryptosporidium. Los más afectados son los pacientes inmunodeprimidos. Apuntan a Aguas del Norte, que recién ayer recomendó hervir el agua para tomar.

Tartagal/El Tribuno

En el agua de red que se consume en Tartagal se encuentra un parásito que puede provocar vómitos, diarreas, fiebres y otros síntomas similares, pero que pueden afectar con mayor gravedad a pacientes inmunodeprimidos, según confirmó Gladys Paredes, gerenta sanitaria del hospital Juan Domingo Perón.
El tema es que el agua que consumen los vecinos de Tartagal está contaminada, por lo que desde el hospital Juan Domingo Perón se advirtió sobre la necesidad de hervir el agua para tomar y lavar frutas y verduras.
Gladys Paredes explicó que “tres o cuatro semanas atrás le dimos el alerta a la empresa (prestataria del servicio de aguas) considerando que teníamos muchos casos de vómitos y de diarreas, tanto en niños como en pacientes adultos, y por eso sospechamos que podría haber una fuente común”.
La médica también señaló que “vinieron las autoridades de la empresa y les mostramos un mapa de cómo teníamos distribuidos los casos de diarreas y vómitos. Ellos se encargaron de hacer los estudios, enviaron las muestras a la UNSa y efectivamente nos confirmaron que había un parásito en el agua que la población está consumiendo y que provoca estos síntomas”.
Recién ayer Aguas del Norte lanzó un parte pidiendo a la población que haga hervir el agua para tomar, al tiempo que informaron que están trabajando en la planta potabilizadora.
En las personas que tienen las defensas normales provoca una diarrea que es autolimitada, ya que puede durar siete días, provocar vómitos, escalofríos y fiebre. Pero en las personas inmunodeprimidas la diarrea se puede extender por más tiempo, hasta 14 días inclusive, y necesariamente este paciente tiene que ser medicado, según contó la profesional.
Los trabajos
Paredes agregó que “hace tres o cuatro semanas se comenzaron a detectar los brotes de diarrea. Allí el Servicio de Atención Primaria de la Salud (APS) trabajó en los barrios repartiendo sueros, mientras nosotros en el hospital les advertíamos a las madres que controlaran a sus hijos porque estaba sucediendo algo raro”.
Al referirse a la situación actual la gerenta sanitaria del hospital Perón precisó que “han disminuido las diarreas desde hace un par de días. A nosotros este informe nos llegó en forma verbal el día jueves anterior por boca del ingeniero Astorga (gerente en la zona de Aguas del Norte)”.
Con esta confirmación lo que recomendamos es que se siga repartiendo suero y que se hierva el agua, no solo para consumir sino también para lavar las verduras.
La médica asimismo manifestó que “no se produjo ningún deceso de pacientes por deshidratación pero lo importante es que la comunidad sepa que el problema existe y que resolverlo dependerá de las medidas que tome la empresa Aguas del Norte”.
La diputada por el departamento San Martín Gabriela Martinich, por su parte, explicó que “llamó la atención que la contaminación del agua solo ocurriera en Tartagal” y agregó que, “al parecer, no es la fuente de captación de agua la que sufre la contaminación sino la planta depuradora, y no fue detectado antes porque no forma parte de los protocolos de los controles de rutina que realiza la empresa”, manifestó.

Niños deshidratados

“El mayor inconveniente que pudimos observar hasta el momento pasa por los cuadros de deshidratación en los niños”, señaló Silvana López, del servicio de APS del hospital Juan Domingo Perón.

La licenciada informó que “los niños y adultos que ingresan con ese cuadro permanecen en el hospital por 24 horas para ser rehidratados y cuando son enviados nuevamente a sus domicilios les entregamos sales de rehidratación oral”.

López explicó que “el parásito que se ha detectado en el agua, lamentablemente, no se elimina ni con cloro ni con dos gotas de lavandina por litro, por eso es necesario someter al agua que se va a utilizar a una temperatura mayor a los 80 grados”.

Y agregó: “Esta bacteria fue detectada hace un mes y por suerte podemos decir que bajaron las consultas por diarreas y vómitos”.

El parásito y sus efectos

El Cryptosporidium es un parásito protozoario que se encuentra en aguas contaminadas. Se lo reconoce cada vez más como el causante de brotes de diarrea cuando los reservorios de agua han sido contaminados. En las personas normales produce una enfermedad autolimitante, pero entre los pacientes inmunodeprimidos causa diarrea severa, enfermedad de la vesícula biliar e inflamación del páncreas.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Habilitan el puente Bailey, pero aparecen más cortes en la ruta 13

Un alivio para los casi 5.000 habitantes de Rivadavia Banda Sur. Ayer, luego de 10 …