Inicio / Asamblea Regional / Barrios: Hace falta mayor voluntad política para consolidar la Autonomía Regional

Barrios: Hace falta mayor voluntad política para consolidar la Autonomía Regional

María Reneé Barrios, vicepresidenta de la Asamblea Regional. (Foto de archivo)

En el Referendo del 6 de diciembre de 2009, más del 80 por ciento de los chaqueños votaron por el Sí a la Autonomía Regional, lo que da lugar a la constitución de la primera Región Autónoma de Bolivia, tras un largo periodo de luchas cívicas y sociales, en la búsqueda de la reivindicación y la no dependencia del centralismo departamental.

Yacuiba/elchacoinforma.com

La vicepresidenta de la Asamblea Regional del Gran Chaco, María Reneé Barrios Vargas, refirió que ese día histórico significó también la culminación de un ciclo de casi 30 años de lucha constante y tenaz, por la reivindicación de la hoy Región Autónoma.

“Hablar de Autonomía, significa hablar de nuestras más profundas aspiraciones y sueños que tenemos como pueblo chaqueño, significa también revivir y reescribir nuestra historia, así como poder proyectar nuestro futuro”, dijo Barrios.

La asambleísta recordó que en abril del año 1983, se inicia del proceso de reivindicación del Chaco, cuando varios dirigentes realizaron el paro más prolongado que vivió la provincia en contra del poder político y administrativo. En ese entonces surge el denominado “Pacto del Quebracho”, que buscaba replantear la situación política y administrativa de la Región, frente al centralismo que se encontraba instalado en la ex Corporación de Desarrollo y el Congreso Nacional.

En ese contexto, el 30 de abril de 1983, en la benemérita ciudad de Villa Montes, se reconoció finalmente el concepto del 45% de regalías para el Chaco, provenientes del 11% que percibía el Departamento, dando como resultado la famosa Resolución Administrativa N°16/03, ante la presión ejercida por el pueblo y sus dirigentes.

Posteriormente y después de varios años, el 23 de abril del 2001, se dio la promulgación de la Resolución del Consejo Departamental N° 034/2001 que reconoce oficialmente el derecho al 45% para la Provincia del Chaco, luego de varios días de presión popular. Finalmente el 2003 se materializan las trasferencias del 45% con la apertura de las cuentas, tras varios días de paros y bloqueos cívicos.

“Lamentablemente ese movimiento fue usado hábilmente por algunos políticos, para cobrar protagonismo y apropiarse de esta gran victoria colectiva y popular, utilizando de bandera política la autonomía, con el único fin de promocionarse. Por ello, quiero reafirmar la idea de que la consolidación de nuestra Autonomía, fue producto de un esfuerzo colectivo, de todo un conglomerado de personas e instituciones, que a la fecha se constituyen como el único elemento de cohesión social y política de gran valor, los denominados héroes anónimos”, señaló la asambleísta.

Barrios expresó, que a un año de la aprobación del Estatuto Autonómico, se viene trabajando en la Implementación de la Autonomía, en algunos casos con grandes aciertos, aunque en otros con desaciertos, al tiempo de puntualizar que el proceso de transición se dio mediante una Ley nacional en virtud a que existía un vacío en el Estatuto, que no establecía un procedimiento claro para este fin.

“La autonomía avanza de manera gradual y paulatina, el andamiaje institucional se va construyendo a paso firme y sólido, estamos a un año de la aprobación del Estatuto, lo que implica que el desafío continua para mi gestión como para los que vienen a tomar la posta”, acotó.

Finalmente, la vicepresidenta de la Asamblea Regional expresó que se debe trabajar a futuro en una agenda estratégica y urgente, que incluya a la Gobernación departamental, para realizar la conciliación de cuentas respecto a las transferencias desde el 2003, además de institucionalizar las entidades desconcentradas, que dejen de ser botín político.

“Se debe quitar de las manos de los políticos para entregar al pueblo, para que estás presten un buen servicio. Para ello se debe establecer un protocolo para elegir a los mejores mediante un proceso de selección transparente y efectivo, tal como indica nuestro Estatuto”, concluyó.

Aciertos y Desaciertos

  • La mala coordinación entre el Ejecutivo y la Asamblea. A la fecha se viene gestionado un trabajo organizado y coordinado (voluntad política).
  • Se muestra muy poca seguridad y no se ejerce la Autonomía Plena, ya que ante cualquier tropiezo se busca o se recurre nuevamente al centralismo.
  • La ausencia de un Plan de Desarrollo. Para ello la Asamblea Regional declaró como prioridad la planificación vía Disposición Normativa; en ese orden, se está avanzando en tener lo antes posible este instrumento indispensable para la gestión y que permitirá, entre otras cosas, priorizar la Inversión pública.
  • Se debe entender que la visión del Gran Chaco es amplia y se debe de mirar “como un todo”, dejando de lado la planificación de la inversión sectorizada o de manera local.

Los desafíos

Es necesario que el Ejecutivo realice el llamado “Saneamiento Institucional”. Para ello se debe trabajar en una agenda crítica y urgente que incluya a la Gobernación de Tarija.

  • Conciliación de cuentas de las transferencias de recursos de regalías, IDH, y otros, desde el 2003.
  • Institucionalización inmediata de las entidades desconcentradas: Setar, Emtagas, Segad, Sedes, Sedeca.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Quecaña reivindica al pueblo como autor de la Autonomía Regional y el 45%

A ocho años del referéndum que permitió la aprobación democrática para la constitución de la …