Inicio / Internacional / BENJAMÍN NETANYAHU Y LOS LÍMITES DE DONALD TRUMP

BENJAMÍN NETANYAHU Y LOS LÍMITES DE DONALD TRUMP

Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí. (Foto: Agencias)

Ambos presidentes se profesan admiración y respeto, aunque el estadounidense pareció ponerle límites a las intenciones expansionistas del israelí con respecto a los palestinos.

Agencias/Télam

Hay una especie de complicidad entre Donald Trump y Benjamín Netanyahu, aunque esta semana el presidente estadounidense pareció ponerle límites a las intenciones expansionistas del primer ministro israelí con respecto a los palestinos.
Se podría decir que ambos se profesan admiración y respeto mutuo, ya que Trump se inspira en el muro que levantó Israel en Cisjordania para construir otro en la frontera de su país con México.
No obstante, el magnate sorprendió el viernes al premier israelí con su apoyo y una sutil advertencia sobre los asentamientos en tierras palestinas.
“Aunque no creemos que la existencia de asentamientos sea un impedimento para la paz, la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los asentamientos existentes más allá de sus límites actuales puede no ser de ayuda para lograr ese propósito”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.
A pesar de que Trump prometió trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, el magnate parece comprender la gravedad de un conflicto que no pudo resolver ninguno de sus antecesores en la Casa Blanca.
En dos semanas de presidencia, el nuevo mandatario está sacudiendo al mundo con sus peleas diplomáticas, entre ellas con el primer ministro de Australia, Malcom Turnbull, por un acuerdo para recibir a 1250 refugiados musulmanes que firmó Barack Obama.

Incluso sancionó a Irán por lanzar misiles balísticos, en un gesto que seguramente fue bien recibido por Netanyahu, quien se opuso al acuerdo firmado entre el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, más Alemania) y Teherán por su programa nuclear.
Trump se prepara para recibir en Washington al primer ministro israelí, el próximo 15 de febrero. Por eso el jueves el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se comunicó con el líder israelí. No quedó claro si hablaron sobre la declaración emitida por la Casa Blanca.
Así como Trump le dio luz verde a los israelíes, del mismo modo parece advertirles que no le traigan más problemas a su presidencia.
Con el beneplácito del magnate estadounidense, Netanyahu ha empezado a poner en marcha todo lo que no podía hacer durante el gobierno de Obama.
Y es que hasta el final de sus días, el primer presidente negro de la Unión impulsó la solución de los “dos Estados” para solucionar el conflicto entre israelíes y palestinos.
La política de asentamientos de Netanyahu, condenada en diciembre por el Consejo de Seguridad de la ONU (gracias a que no fue vetada por Estados Unidos), sigue siendo uno de los caminos más peligrosos emprendidos por el premier israelí.
Estimulado por la llegada de Trump a la presidencia, Netanyahu anunció esta semana la construcción de 3000 viviendas dentro de los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada en la Guerra de los Seis días en 1967.
A esta medida se suma la reciente autorización del Ministerio de Defensa Israelí para levantar 2500 casas en la zona árabe de la ciudad de Jerusalén, donde los palestinos proyectan declarar su capital.
Más allá de lo que haga Israel en tierras palestinas, para la comunidad internacional cualquier asentamiento judío es considerado ilegal.
“Por ahora hay una ‘luna de miel’ entre Trump y Netanyahu, especialmente en el tema de los asentamientos que Israel ha anunciado en la última semana”, dijo Arie Kacowicz, profesor del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Argentina: Dudas e hipótesis tras hallazgo de un cadáver en el lugar que desapareció Santiago Maldonado

La fiscal informó oficialmente que el cuerpo fue hallado 300 metros río arriba, una zona …