Inicio / Internacional / BERLÍN QUIERE QUE LOS RESCATADOS DEL MEDITERRÁNEO VAYAN A OTROS PAÍSES

BERLÍN QUIERE QUE LOS RESCATADOS DEL MEDITERRÁNEO VAYAN A OTROS PAÍSES

(Foto: RTVE.es)

El ministro del Interior de Alemania, Thomas de Mazière, abogó por llevar fuera del territorio europeo a los refugiados.

Alemania/Télam

El gobierno alemán expresó su intención de prolongar por tiempo indeterminado los controles en sus fronteras y pidió que las personas rescatadas del Mar Mediterráneo sean enviadas a “otros países” fuera del bloque común europeo.
Los ministros del Interior de Alemania y Austria, Thomas de Mazière y Wolfgang Sobotka, dijeron en conferencia de prensa que su intención es prolongar los controles de sus fronteras porque “existe un riesgo para la seguridad de sus países”.
Y para el alemán “la actual situación de amenaza terrorista unida a una insuficiente garantía de la seguridad de las fronteras de la Unión Europea (UE)” justifica la extensión de los controles.
Asimismo, De Maizière abogó por no llevar al territorio europeo a los emigrantes rescatados en el Mediterráneo, sino “a
terceros países”, replicó la agencia de noticias EFE.
El titular de Interior consideró que “es mejor” que aquellas personas que sean rescatadas en el Mediterráneo en su camino hacia Europa sean derivadas a “otros lugares” y que, desde esos sitios, tras un proceso de selección, sean trasladados a Europa sólo los que “merezcan protección”.
Finalmente, De Maizière destacó que ambos -Austria y Alemania- acuerdan en la necesidad para “este año” de un “sistema común de asilo” en la UE, lo que implica “estándares y procedimientos conjuntos” y algún “sistema de reparto”.
El austríaco dijo que no es posible que “unos pocos asuman toda la carga” derivada de la crisis política de los refugiados y que no es “comprensible que algunos se quieran desentender por completo de este proceso”.
Hoy se conoció que a lo largo de 2016, Alemania recibió a 12.091 solicitantes de asilo que volvieron de otros países del bloque europeo y 105.000 personas obtuvieron una visa especial alemana para la reagrupación familiar.
Según informó hoy el diario regional Neue Osnabrücker Zeitung en base a cifras del Ministerio del Interior, la mayoría que pidió asilo -un total de 3.700- regresó a Alemania procedente de Suecia, Holanda, Suiza, Dinamarca y Bélgica. En su mayoría son iraquíes.
Estos pases y deportaciones masivas se dan siguiendo el reglamento de Dublín, que establece que el país que debe hacerse cargo de la petición es aquel del bloque que el refugiado pisó por primera vez.
Por eso, Alemania devolvió a otros países comunitarios casi 4.000 personas, principalmente a Italia y Polonia.

About Usuario Principal

También le puede interesar

ONU sufre el peor ataque contra sus fuerzas de paz

Las fuerzas de paz de Naciones Unidas están de luto tras la muerte de al …