Inicio / Deportes / CHILE Y BOLIVIA EMPATAN 2 A 2 EN PARTIDO AMISTOSO

CHILE Y BOLIVIA EMPATAN 2 A 2 EN PARTIDO AMISTOSO

La ‘era Soria’ comenzó con un empate frente a Chile en Coquimbo. Podía ser una victoria de la Verde que jugó diferente, pero el árbitro se inventó un penal en el final.

Disputado. El chileno Alexis Sánchez procura el balón ante la marca del capitán boliviano Ronald Raldes y el zaguero Edward Zenteno, durante el cotejo jugado en Coquimbo. (FOTO: EMOL)
Disputado. El chileno Alexis Sánchez procura el balón ante la marca del capitán boliviano Ronald Raldes y el zaguero Edward Zenteno, durante el cotejo jugado en Coquimbo. (FOTO: EMOL)

Hace rato que Bolivia no jugaba tan bien como lo hizo anoche en Coquimbo, con orden para defenderse y atrevimiento para atacar, además con una gran actitud y bríos renovados, y así estuvo a punto de ganarle a Chile, uno de los mejores seleccionados de Sudamérica, que llegó al empate (2-2) a los 90 minutos gracias a un penal inventado por el árbitro.

Cuando se trata de partidos amistosos, el resultado no interesa sino que lo importante es la producción, y en esto la selección nacional dio sobradas muestras de un rendimiento a la altura de un cotejo exigente, en el que tuvo respuestas para casi todo.

Fue el debut de la “era Soria” como seleccionador nacional; y en su primera vez al mando de la Verde en un encuentro Clase A, Mauricio Soria fue capaz de ponerle al equipo varios elementos para hacerlo consistente.

Con las estrellas que tiene, con el rodaje de sus jugadores se sabía que Chile era superior, pero Bolivia cortó las diferencias, primero con la energía del plantel, inyectado con otro tipo de resolución; luego con sus desplazamientos defensivos organizados; pero además, de mitad de cancha para arriba, con la capacidad para generar juego, el suficiente para provocar desajustes en su adversario y hacerle un daño amenazante.

Bolivia pasó los primeros minutos sin sobresaltos; en cambio, en la primera oportunidad que tuvo, abrió la cuenta, efectivamente por un error de Medel que cedió mal hacia atrás, pero con el acierto de Carlos Saucedo, que el “regalo” lo transformó en gol con una notable definición a los 14’.

Los chilenos se volcaron en pos del empate, y fue ahí cuando surgió el buen trabajo defensivo boliviano, que además no se metió atrás sino que batalló en el medio, hasta que a los 42’ Aranguiz igualó (1-1) tras un rebote que dio Quiñónez.

En la segunda parte, al minuto Raldes salvó la caída del arco nacional rechazando sobre la línea, y a los 6’ Bolivia se puso otra vez arriba con otra extraordinaria definición de Saucedo, amagó ante dos y colocó un balazo mandándolo a las redes.

De ahí en más, el golero Romel Quiñónez pasó a ser la otra figura del partido con sus atajadas; el trabajo defensivo boliviano parecía multiplicado, y por más que Chile bregó y bregó, no pudo llegar a concretar. Hasta que a los 44’, Edward Zenteno desplazó a un rival con el hombro, algo lícito en el fútbol, solo que el árbitro consideró que fue penal y le dio a Chile la herramienta para empatar (45’) mediante Vidal.

La figura – Carlos Saucedo

Las atajadas de Quiñónez fueron notables, como lo fueron las definiciones de Saucedo para los goles. Éste, además, hasta defendió.

El árbitro – Mal

Pablo Díaz pasó por alto dos penales claros, uno para cada lado, y cobró uno que no fue. También con otras decisiones ayudó a Chile.

Los datos

Uno más

El árbitro argentino Pablo Díaz jugó a favor de Chile, en especial no cobró un penal clarísimo de Roco a Arce, y se inventó una pena máxima que no era, con la que el local logró empatar.Cuando ya estaba 2-2, hubo un penal en el área boliviana que pasó por alto.

Salvadas

Entre el golero Romel Quiñónez, que tuvo por lo menos atajadas notables, y el zaguero Ronald Raldes, que rechazó dos pelotas sobre la línea, Bolivia evitó que Chile cambiara la historia.

Todos los debutantes estuvieron  a la altura

Fue una jornada de debuts en el equipo boliviano (partidos clase A entre selecciones absolutas) y en medio de un rendimiento general bastante bueno, los nuevos salieron a flote. De todos ellos, el naturalizado Damián Lizio se puso sobre el hombro el juego del medio campo hacia adelante y fue el más desequilibrante en ataque, jugando en el nivel que ya demostró en una época en Bolívar.

Hubo una buena tarea por las bandas, sectores en los que Miguel Hurtado —sobre todo él— y Leonel Morales cumplieron la doble función de defender y convertirse en una forma de salida. Sin hacer mucho ruido, el sueco-boliviano Martin Smedberg-Dalence tuvo un juego acertado, no se hizo problema para combinar su función de volante ofensivo con la de ir a marcar, y se ha ganado el derecho de ser llamado de nuevo. Cuando entró Juan Carlos Zampiery le dio frescura y velocidad a la salida y el ataque.

Faltó poco para repetir lo de 1994

Solo un triunfo

Por un error de datos, Marcas afirmó ayer que Bolivia nunca   le había ganado a Chile en su casa. En realidad sí hubo un triunfo, fue en 1994, en un amistoso que se saldó a favor de la selección nacional, dirigida por Xabier Azkargorta, con el resultado de 1-2. Anoche, un penal inventado por el árbitro evitó que se repitiera ese score.

Dos empates

Chile y Bolivia han jugado 17 veces en territorio chileno, y el de ayer fue el segundo empate, con el mismo resultado (2-2) registrado en 2001, entonces por eliminatorias mundialistas. Van, además, 14 triunfos de la Roja y uno de la Verde.

Primer empate

Bolivia jugó este año cinco amistosos —todos en el exterior— Clase A (entre selecciones absolutas, por tanto no se cuenta el partido ante la selección olímpica de Brasil), y obtuvo su primer empate. En los cuatro anteriores había perdido.

FUENTE: LA RAZÓN

About Usuario Principal

También le puede interesar

MÉXICO: EL ESTADIO AZTECA SUFRIÓ UNA GRIETA EN UNA DE SUS TRIBUNAS A CAUSA DEL SISMO

El encuentro entre América y Cruz Azul correspondiente a los octavos de final de la …