Inicio / Deportes / CLÁSICO CRUCEÑO: LA CONTUNDENCIA DE ORIENTE LIQUIDÓ A BLOOMING
La celebración de los jugadores de Oriente en el duelo ganado ante su tradicional rival. (Foto tomada de El Día)

CLÁSICO CRUCEÑO: LA CONTUNDENCIA DE ORIENTE LIQUIDÓ A BLOOMING

En el clásico cruceño 178 de la historia de Liga, los albiverdes golpearon en los momentos justos en tanto que los celestes no reaccionaron.

Santa Cruz/El Día

Una doble y dulce revancha se tomó Oriente Petrolero al derrotar ayer a su clásico rival Blooming, en la edición 178, al derrotarlo por 3-0, igual marcador que los celestes le aplicaron el pasado 2 de noviembre de 2016, además de amargar su aniversario 71 que cumplen hoy al que se agrega que lo frenaron en seco en sus intenciones de quedar cerca de la punta de la tabla del torneo Apertura 2017 de la Liga.

Los albiverdes asestaron los golpes en los momentos justos, en el inicio mismo del partido, otro sobre el final y, el tercero para acabar con una tenue esperanza que habían tenido los celestes.

Golpe de entrada. Es cierto que Blooming había comenzado mostrando una buena imagen pero eso se quedó ahí porque, en la primera que tuvo Oriente golpeó.

Se fue Algarañaz con decisión, puso la pelota en el área, hubo un rebote, la puso otra vez Rodríguez y desde atrás apareció Azogue que con un cabezazo anotó.

Golpe a la ilusión de Blooming que no supo cómo responder porque Oriente le cerró todos los espacios especialmente a los laterales que son su mejor arma.

Fue entonces que Oriente se sintió dueño y señor de la situación. Hizo circular la pelota, manejó la desesperación del rival que no tuvo casi propuesta.

Hasta que llegó el minuto 38. Llegó a Alí Meza que parecía que la diluía, pero no se acomodó y con gran maestría colocó un más que un remate lejos del alcance de Suárez. Gol histórico porque fue el 500 de la historia de los clásicos y porque apagó las pocas intenciones de los celestes.

Segunda etapa. Sabedor de que la diferencia no hacía correr peligro su victoria, Oriente manejó todos los tiempos, la tocó vertical y lateral mientras Blooming no tenía ni ideas ni capacidad como para intentar dar vuelta a la historia en contra.

Incluso a los 60′ Suárez tapó en forma magistral un disparo de Meza y después tuvo otra tapada de mucho mérito.

Pero cerca de la media hora (29′), Lizio ganó un balón casi sobre la raya, mandó una pelota profunda hacia Algarañaz que se desprendía, la durmió con el muslo y después la acomodó con la cabeza para colocarla por encima de Suárez que salía, golazo y 3-0.

Fue tan mal la noche de los celestes que a los 40 le cobran un penal a Sagredo, patea Pereyra y Viscarra ataja, la historia hacía largo rato estaba decidida.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Chelsea – Barcelona, el gran duelo de la Champions

Barcelona visitará al Chelsea este martes (3:45 p.m. HB) por el partido de ida de los octavos de …