Inicio / Frontera Informativa / DROGAS, ARMAS, UN CELULAR Y CUCHILLOS TENÍAN LOS PRESOS DE LA COMISARÍA 20 DE ORÁN
Comisaría 20 de Orán. (Foto: El Tribuno)

DROGAS, ARMAS, UN CELULAR Y CUCHILLOS TENÍAN LOS PRESOS DE LA COMISARÍA 20 DE ORÁN

Todos los policías de esa dependencia son investigados por la Fiscalía Penal 1 de esa ciudad. El mayo pasado descubrieron que los detenidos tenían la llave de la celda.

Orán/El Tribuno

Una amplia investigación se abrió en la comisaría 20 de Orán, luego de que se descubriera que los presos que están alojados en ese lugar tenían en su poder drogas, armas, un celular y otros objetos que no deberían tener a su alcance. Los policías que se desempeñan en esa dependencia quedaron, así, involucrados en una causa que se abrió, por ahora, por facilitación y suministro de elementos prohibidos a los presos.

La fiscal penal 1 de Orán, Alda Daniela Murúa, investiga a los presos y al personal policial de la comisaría oranense, tomando como base un informe policial presentado por un jefe que realizaba un reemplazo en esa dependencia, ocasión en la que habría observado diversas irregularidades.

En ese informe consta que la mujer de uno de los detenidos denunció que recibía mensajes de un celular.

Esta es la segunda vez en el año en el que el desempeño de los policías y el funcionamiento de la comisaría más importante de Orán son cuestionados e investigados. La anterior ocurrió en mayo de este año.

Secuestro

Tras recibir el informe, la fiscal ordenó una requisa en el edificio ubicado la calle Uriburu 301, a unas cuatro cuadras de la terminal de ómnibus.

Allí fue cuando los encargados de inspeccionar las celdas, efectivos de la Brigada de Investigaciones, se dieron con que los detenidos tenían un teléfono celular, cuchillos, puntas, encendedores, tijeras, piezas de tijeras, pastillas, pipas y marihuana, entre otros objetos que tienen prohibido mientras cumplen su condena o permanecen en prisión preventiva.

Con los resultados de esta requisa, la fiscal Murúa imputó a los 12 detenidos que estaban alojados en la celda 3, por el delito de tenencia simple de estupefacientes, mientras que abrió una investigación al personal policial por facilitación y suministro, como así también por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Además, la fiscal solicitó el secuestro de actas y ordenó distintas medidas para identificar a los efectivos implicados en el hecho.

Al ser consultado por el caso, el jefe de la Unidad Regional 2 de Orán, Oscar Enrique Mamaní, manifestó a El Tribuno: “Hubo una requisa en la que se encontró un teléfono celular. Hay controles habituales. Los presos reciben visitas, tienen espacios de recreación. La situación, obviamente, amerita una investigación”.

El jefe policial afirmó que antes de adoptar cualquier medida “se debe establecer cómo y por qué se llegó a este punto; con los resultados de la investigación se determinará lo que ocurrió de forma fehaciente”.

Llave en mano

El 8 de mayo de este año, la fiscal penal Murúa ya había puesto en el banquillo a la comisaría 20 de Orán, luego de que se descubriera que los detenidos tenían no solo drogas y un celular, sino la llave del candado que cerraba las celdas donde estaban alojados.

El caso salió a la luz por una pelea entre dos detenidos, a raíz de lo cual se hizo una requisa durante la cual se encontró un celular con conexión a Wi Fi de la comisaría, un bowl con marihuana y la llave de las celdas.

En ese momento se relevaron a todos los cuarteleros.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Bolivia y Argentina reactivan acciones sobre la cuenca del río Bermejo

En Tarija se realizó una reunión binacional, para retomar los trabajos sobre el control de …