Inicio / Internacional / EL HURACÁN PATRICIA SE DEBILITÓ Y CRUZÓ MÉXICO COMO TORMENTA TROPICAL

EL HURACÁN PATRICIA SE DEBILITÓ Y CRUZÓ MÉXICO COMO TORMENTA TROPICAL

El fenómeno climático, que sobre el Pacífico era considerado el ciclón más poderoso del que se tenga registro, ahora se encuentra sobre el sur de Texas, en Estados Unidos.

Integrantes de la Cruz roja brindando apoyo en Puerto Vallarta, México. (Foto: Reuters)
Integrantes de la Cruz roja brindando apoyo en Puerto Vallarta, México. (Foto: Reuters)

México/Agencias

El huracán Patricia, que en el océano Pacífico había causado alarma y zozobra en Centroamérica a raíz de su gran tamaño y de su potencial fuerza destructiva, se transformó en tormenta tropical. Las montañas de la Sierra Madre Occidental funcionaron como una barrera para aminorar los efectos del poderoso ciclón, que causó algunos daños, pero por el momento ni muertos ni heridos, de acuerdo con los datos preliminares difundidos hoy por las autoridades mexicanas.
“Patricia”, considerado el más poderoso de la historia, se debilitó rápidamente al entrar a tierra la tarde del viernes en la costa del Pacífico y prácticamente se ha disipado ya. Además, ingresó por una zona poco poblada, entre las ciudades turísticas de Puerto Vallarta y Manzanillo, informó DPA.
“La naturaleza fue bondadosa”, resumió el secretario (ministro) de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. “Hubo algo de fortuna”, indicó.
No obstante, ha habido algunos daños en infraestructura y viviendas. “Hicimos la revisión de los lugares afectados por ‘Patricia’, hay daños importantes pero afortunadamente no hay pérdidas humanas que lamentar”, afirmó el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.
Ahora “Patricia” es un remanente en el noreste del país, que se ubica unos 70 kilómetros al sureste de la ciudad de Saltillo. No obstante, seguirá generando lluvias fuertes en varias regiones.
Los estados de Jalisco, Colima y Nayarit, en la zona de impacto más directo, sufrieron afectaciones como inundaciones, techos arrancados, árboles caídos y carreteras bloqueadas por deslizamientos de tierra.
En Michoacán, un estado situado más al sur, se registraron también daños, pero por las lluvias. Medios locales mostraron imágenes de ríos desbordados, automóviles arrastrados por el agua y hundimiento de carreteras.
El huracán tocó tierra con vientos de 305 kilómetros por hora y rachas más fuertes. Más de 50.000 personas fueron evacuadas o llevadas a albergues, incluidos turistas.
“Hasta el momento, aún no hay reportes de daños mayores por el huracán Patricia”, escribió hoy en su cuenta de Twitter el presidente Enrique Peña Nieto, que viajó a Manzanillo para una reunión de evaluación de daños.
Un puente aéreo se puso en marcha desde Puerto Vallarta hacia diferentes estados y hacia Ciudad de México para trasladar de manera gratuita a quienes quieran abandonar la región costera, en aviones de la Fuerza Aérea, la Policía Federal, la Marina y aerolíneas comerciales.
“Patricia” ingresó a México con vientos de categoría cinco, la máxima en la escala de Saffir-Simpson, en los poblados de El Estrecho, La Manzanilla y Melaque, en la zona de Bahías de Tenacatita, unos 55 kilómetros al oeste-noroeste de Manzanillo, otra ciudad turística.
Las montañas cercanas a la costa actuaron como un freno natural para sus vientos y los constantes llamados a la población a buscar refugio antes de que “Patricia” tocara la costa redujeron el riesgo de pérdida de vidas, de acuerdo con las autoridades.
El secretario de Gobernación (ministro del Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, informó en su cuenta de Twitter que autoridades municipales, estatales y federales “realizan recorridos para evaluar impacto y daños”.
Según el balance de las autoridades, los aeropuertos, autopistas, carreteras, puertos y telecomunicaciones operan con normalidad, salvo el aeropuerto de Manzanillo, que se anegó en algunas partes.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Siria: Nuevos bombardeos en Guta Oriental dejan al menos 9 muertos

La región es escenario de una escalada de los ataques, en los que han muerto …