Inicio / Internacional / EL RANKING DE LOS PAÍSES MÁS Y MENOS CORRUPTOS DEL MUNDO
Ranking de corrupción en América Latina. (Fuente: Infobae)

EL RANKING DE LOS PAÍSES MÁS Y MENOS CORRUPTOS DEL MUNDO

Transparencia Internacional presentó la última versión de su Índice de Percepción de la Corrupción. Argentina está entre los cinco que más posiciones escalaron, y México entre los cuatro que más cayeron.

Infobae/

Nueva Zelanda y Dinamarca son los países menos corruptos del mundo, según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2016, que acaba de presentar Transparencia Internacional (TI). Obtuvieron 90 puntos sobre 100, que sería el nivel mínimo de corrupción que se puede tener. Completan las primeras posiciones del ranking Finlandia (89), Suecia (88), Suiza (86), Noruega (85), Singapur (84), Holanda (83), Canadá (82), y Alemania, Luxemburgo y Reino Unido (81).

“Si bien ningún país está exento de corrupción, los países en el extremo superior comparten características de gobierno abierto, libertad de prensa, libertades civiles y sistemas judiciales independientes”, sostiene el informe de TI.

Esta organización no gubernamental, que elabora el índice líder en materia de transparencia en la administración pública desde 1995, afirma que como la corrupción se da necesariamente de manera subrepticia no hay forma de medirla directamente. ¿Cómo calcular la cantidad de sobornos o de desvíos de fondos? En todo caso, se puede saber lo que se denuncia, pero eso es sólo una parte. Por eso el IPC se construye a partir de encuestas realizadas a personas que tienen acceso a información privilegiada o que deben lidiar habitualmente con funcionarios públicos, como empresarios y especialistas de distintos ámbitos.

Somalia, con sólo 10 puntos, es por décimo año consecutivo el país más corrupto del mundo entre los 176 incluidos. Lo siguen muy de cerca Sudán del Sur (11), Corea del Norte (12), Siria (13), Libia (14), Yemen (14), Sudán (14), Afganistán (15), Guinea-Bisáu (16), Venezuela (17) e Irak (17).

“Los casos de corrupción a gran escala —afirma el documento—, desde Petrobras y Odebrecht en Brasil hasta el ex presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, muestran cómo la colusión entre empresas y políticos arrebata a las economías nacionales miles de millones de dólares de ingresos que se desvían para beneficiar a unos pocos, a costa de la mayoría. Este tipo de corrupción a gran escala y sistémica redunda en violaciones de derechos humanos, frena el desarrollo sostenible y favorece la exclusión social”.

Los que más posiciones retrocedieron en comparación a 2015 son Mauritania y Mozambique: 30 puestos. Después viene Trinidad y Tobago, con 29. Casi tan mal le fue a México, que cayó 28. Luego aparecen Tailandia (25), Macedonia y Yibuti (24), El Salvador (23), Lesoto, Madagascar y Gambia (22).

En cambio, el que más escaló fue Bielorrusia, que trepó 28 posiciones. Cerca quedaron Surinam (24), Timor Oriental (22) y Laos (16). Argentina, que subió 12 puestos, fue el quinto que más creció. “La puntuación de Argentina, que ha dejado atrás un gobierno populista, está comenzando a mostrar mejoras”, sostiene TI en referencia a la salida del poder de Cristina Kirchner y la asunción de Mauricio Macri, en diciembre de 2015. De todos modos, sigue estando en una pobre ubicación: 95° a nivel global, y 8° en el plano latinoamericano.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Tiroteo en una escuela en Brasil deja dos muertos y heridos

El atacante habría sido un estudiante de 13 años del octavo año de la escuela …