Inicio / Internacional / GANÓ ZULUAGA Y PARTIRÁ CON VENTAJA SOBRE SANTOS EN EL BALLOTTAGE

GANÓ ZULUAGA Y PARTIRÁ CON VENTAJA SOBRE SANTOS EN EL BALLOTTAGE

Apoyado por Uribe, el candidato opositor superó al presidente colombiano por un margen superior al pronosticado por los sondeos; anoche las otras fuerzas políticas insinuaban sus alineamientos.

Óscar Iván Zuluaga ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales  en Colombia.
Óscar Iván Zuluaga ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia.

Ni el progreso económico ni el diálogo de paz con las FARC, su gran apuesta, le alcanzaron a Juan Manuel Santos para convencer a los colombianos de que le confíen un nuevo mandato. Con el 29,2% de los votos en las elecciones de ayer , el candidato uribista, Oscar Iván Zuluaga, superó al presidente (25,6%) por un margen superior al que pronosticaban las encuestas, y quedó en la pole position para el ballottage del próximo 15 de junio.

“En tres semanas los colombianos tendrán dos opciones: podrán escoger entre los que queremos el fin de la guerra y los que prefieren una guerra sin fin. Y vamos a ganar con la paz “, dijo, confiado, Santos, mientras sus seguidores gritaban “sí se puede”. El entusiasmo contrastaba con la indiferencia con la que la mayoría de los colombianos siguieron la campaña en los últimos días en este capital.

Los comicios se caracterizaron por una abstención del 60%, la más alta en 20 años, aunque en Colombia suele votar poco más de la mitad de los 33 millones de electores habilitados. A pesar de que obtuvo el segundo lugar, Santos, del partido Unidad Nacional, fue el gran perdedor de la contienda y Zuluaga, el candidato del Centro Democrático, apadrinado por el ex presidente Álvaro Uribe, el claro ganador. Según los últimos sondeos, Zuluaga superaría a Santos por poco margen en la segunda vuelta.

“El 15 de junio vamos a decidir si queremos más de lo mismo, o si vamos a mejorar para cambiar a Colombia”, sostuvo ayer Zuluaga.

Ayer, Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador, quedó tercera, con el 15,5% de los votos. Muy cerca, con el 15,2%, estuvo Clara López, de los izquierdistas Polo Democrático Alternativo y Unión Patriótica. El centrista Enrique Peñalosa, de Alianza Verde, que el mes pasado era el candidato con más chances de arrebatarle la presidencia a Santos, se posicionó último, con el 8,2%.

Santos, que tenía asegurada la reelección en enero y triplicaba en ese entonces la intención de voto de Zuluaga (25% frente al 8%, respectivamente), perdió impulso en las últimas encuestas, mientras su rival creció. De nada sirvió tener a su favor toda la maquinaria del Estado y una sólida gestión económica.

La carta de Santos para lograr la reelección y el eje de su campaña fueron los diálogos de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que el gobierno inició hace un año y medio en La Habana. Pero su proyecto estrella no logró convencer en esta primera vuelta a un electorado escéptico, que desconfía de los guerrilleros y se opone a que sus crímenes queden impunes. Así la paz se transformó en un búmeran para Santos. “El presidente nunca calculó que el proceso de negociación con las FARC fuera a tener tantos detractores. Siempre imaginó que un discurso tan idílico como el de la paz podía atraer por naturaleza a los colombianos. Ése es un deseo de todos, pero en la práctica el proceso se extendió demasiado. Además, en medio de las conversaciones, el terror de las FARC se impuso con atentados, niños-bomba, paros, etc. Esa contradicción llevó a los colombianos, según las encuestas, a rechazar el proceso”, explicó a LA NACION Vicente Torrijos, analista de la Universidad del Rosario.

Santos falló, además, en comunicar soluciones para los graves problemas que afectan a los colombianos, como el aumento de la inseguridad, el desempleo, la deficiencia de la educación y la mala atención del sistema de salud.

Pero mientras el presidente se estancó en los sondeos, Zuluaga repuntó de la mano de Uribe, que se ocupó en Twitter y en los medios de comunicación de atacar el proceso de paz de Santos. Con su propuesta de “paz sin impunidad”, el opositor supo capitalizar el descontento de los colombianos con las negociaciones de la guerrilla en Cuba.

Además, los analistas reconocen el éxito de la campaña opositora, a cargo de Eduardo “Duda” Mendonça, el gurú que asesoró a Luiz Inacio Lula da Silva. Zuluaga fue exitoso al ofrecer soluciones concretas a los problemas de los colombianos. El repunte de Zuluaga comenzó en marzo, cuando el partido de Uribe consiguió 20 bancas en el Senado y se conformó como segunda fuerza política del país.

Los colombianos deberán esperar tres semanas para saber quién será su nuevo presidente. Todo dependerá del voto de los que se abstuvieron ayer y de las alianzas que logren formar los candidatos. Los conservadores de Ramírez ya insinuaron que se alinearán con Zuluaga, mientras que es probable que Santos reciba los votos de Peñalosa (centro) y de la izquierda de López, aunque este movimiento está dividido.

A pesar de la sorpresa, Bogotá estaba calma anoche. En el barrio La Candelaria, en el centro histórico de la ciudad, la gente parecía haberse olvidado de la primera vuelta y ya pensaba en la segunda, pero también en que el día antes del ballottage, la selección de fútbol juega su primer partido en el Mundial.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Siria: Nuevos bombardeos en Guta Oriental dejan al menos 9 muertos

La región es escenario de una escalada de los ataques, en los que han muerto …