Inicio / Frontera Informativa / GENERAL MOSCONI: INSTALAN UNA BASE PARA LA LUCHA CONTRA EL DELITO TRANSNACIONAL
Aviones caza de la Fuerza Aérea Argentina que están asentados en Mosconi desde hace algunos meses. (Foto: El Tribuno)

GENERAL MOSCONI: INSTALAN UNA BASE PARA LA LUCHA CONTRA EL DELITO TRANSNACIONAL

Dos brigadieres visitaron recientemente la zona para informar sobre la actividad diaria. Frontera Norte está operativo. Hay más 20 radares funcionando en la zona las 24 horas.

Salta/El Tribuno

Primero con alguna sorpresa y con el paso de las semanas ya con naturalidad, los habitantes del norte, en especial quienes residen en el departamento San Martín, ven que día tras día más y más aeronaves sobrevuelan los pueblos de la frontera norte del país.

La sorpresa fue la misma con que los viejos asistieron a la instalación de las delegaciones de nuevos escuadrones de la Gendarmería en Salvador Mazza, Aguaray, Tartagal y Orán.

Pero la mayor actividad se concentró en el aeropuerto General Mosconi, ubicado a una distancia de 3 kilómetros del acceso a esa localidad y a 10 al sur de Tartagal.

Esto se debe a la puesta en vigencia del decreto 228 que declara la emergencia de seguridad pública -enero de 2016- y la prórroga (decreto N§ 50) de fecha 22 de enero del corriente año, vigente por el período de 365 días, que reemplaza el Operativo Escudo Norte por el denominado Operativo Fronteras.

Estas disposiciones del Poder Ejecutivo Nacional se hicieron con el objetivo de revertir la situación de peligro colectivo que implican el crimen organizado y los delitos complejos como el narcotráfico, el contrabando de armas y la trata de personas.

Por eso, el aeropuerto de General Mosconi se convirtió en una base de operaciones de la Fuerza Aérea Argentina, donde se instaló la Estación Radar Tartagal y donde actualmente prestan servicios más de 20 efectivos de la FAA.

Los decretos sancionados por la actual administración nacional establecen la implementación de un fuerte control del espacio aéreo y dispone la aprobación de “Reglas de protección aeroespacial”, cuya autoridad de aplicación son las FFAA. Las mismas están destinadas a identificar, advertir, intimidar y hacer uso de la fuerza contra quienes incursionen irregular o ilegalmente en el espacio aéreo argentino, a la vez que establece que “está autorizado el uso de la fuerza por medios del sistema de defensa aeroespacial, para el derribo y/o destrucción de vectores incursores declarados hostiles”.

Asimismo, determinan que el Ministerio de Defensa “dispondrá las medidas necesarias a fin de garantizar que la radarización de la frontera norte permita un eficiente control y una efectiva disponibilidad de información, en relación a la ocupación y tránsito diario que se despliegue dentro del espacio aéreo soberano”.

Visitas más frecuentes

La semana anterior visitó la zona el brigadier Juan José Janer, jefe del Comando Aeroespacial del Estado Mayor Conjunto, acompañado de Oscar Charadía, comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la FAA. Ambos brigadieres, en un breve diálogo con la prensa local en el que no permitieron fotografías, precisaron que el norte “es una zona con una dinámica especial donde se desarrollan diversas actividades y donde el estado nacional está tratando de fortalecer una serie de capacidades relacionadas con el control de todo lo que sucede”.

En ese sentido y al hacer referencia al rol que le cabe a la fuerza área en este operativo conjunto que realizan con las fuerzas de seguridad tanto marítimas como fluviales, Janer explicó: “Colaboramos con las fuerzas de seguridad desde la perspectiva de la defensa y control del espacio y trabajamos en contacto con ellos para fortalecer desde esa óptica esta actividad. El trabajo en el norte es permanente, la cantidad de personal de la Fuerza Aerea varía, dependiendo de las necesidades y el nivel de actividad que se vayan a desarrollar y de los medios que se vayan a desplegar, pero en general mantenemos activa la presencia de aviones, radares y personal”.

Una nube de radares

Los 10 radares primarios desplegados, más otros 16 pertenecientes al Ejército que funcionan las 24 horas, brindan toda la información que recoge el personal a cargo de Janer y que se traslada en tiempo real a las fuerzas de seguridad.

Por esta tarea conjunta es que los resultados comienzan a aparecer. Janer precisó: “El año pasado fueron interceptadas 24 aeronaves en el norte del país. A algunas se las obliga a aterrizar y a otras se las acompaña para que abandonen el espacio aéreo nuestro. La semana anterior hemos tenido interceptaciones de avionetas y conforme al protocolo que establecen los decretos vigentes se trata de identificar y determinar si la aeronave es un vuelo regular o ilícito o irregular. Hay situaciones en que hacemos el seguimiento dentro del país y a partir que la nave aterriza se le dá traslado a las fuerzas de seguridad”.

Charadía, por su parte, precisó: “La Fuerza Aérea provee todos los medios aereos, personal y recursos al Comando. Tartagal es una base de despliegue de aviones, radares y recursos humanos y la cantidad de vuelos irregulares que detectan los radares nos dá una magnitud de la operación que existe en la frontera norte”.

Ambos Brigadieres coincidieron en que “el aeropuerto Mosconi está totalmente operativo, tiene algunos faltantes como el sistema de iluminación; pero este déficit es compensado por la cercanía de otros aeropuertos como Salta o Jujuy por lo que en 16 minutos las aeronaves ya están en la zona”.

“Sabemos que las comunidades se han visto alteradas por esta actividad pero tenemos el compromiso de colaborar con la sociedad es un aspecto fundamental como el de la seguridad y sumarnos al operativo que en ese sentido se desarrolla en todo nuestro país”, concluyó.

About Carla Ordoñez

También le puede interesar

TARTAGAL: DOS NIÑOS DE 11 AÑOS INTENTABAN ROBAR EN UN “PERCHERO SOLIDARIO”

En dos ciudades del norte salteño menores de edad estuvieron involucrados en hechos delictivos, tenían …