Inicio / Nacional / INCAHUASI, NACE UN NUEVO MEGACAMPO: LA PRIMERA AUMENTÓ EN 10% LA PRODUCCIÓN DE GAS DEL PAÍS
Planta de Gas Incahuasi, en el municipio lagunillas, Departamento de Santa Cruz. (Foto: ABI)

INCAHUASI, NACE UN NUEVO MEGACAMPO: LA PRIMERA AUMENTÓ EN 10% LA PRODUCCIÓN DE GAS DEL PAÍS

La primera fase del proyecto incrementa algo más de 6 MMmcd a la producción nacional de gas.

Página Siete/

“Nosotros, como pueblo guaraní, siempre hemos vivido aquí, en nuestro territorio, desde nuestros abuelos, desde hace más de 100 años, y por eso  conocemos nuestro territorio y que nuestra tierra era rica”, afirmaba  Daniel Lino García, mburuvicha (líder) de la comunidad Iviyeca, minutos antes de que el presidente Evo Morales, el viernes 16 de septiembre,  acompañado por  ejecutivos franceses,  rusos, italianos y argentinos,  inaugurara las actividades en la primera fase de la planta  que procesará el gas de  una nueva zaga en la historia boliviana: el campo Incahuasi.

Tuvieron que pasar 14 años para que Total E&P Bolivie, filial del francés Grupo Total, que comenzó sus actividades  en el bloque Aquío en 2001 y en el Ipati (donde está  Incahuasi) en 2003, logre convertirse en  operadora de un campo boliviano.      En todo caso, “llegar a la puesta en marcha de la fase I de la planta  Incahuasi tuvo los mismos desafíos y tiempos de desarrollo que otros proyectos de la industria”, alega  una declaración institucional enviada a  Inversión por la empresa.

Los desafíos

Ubicado 250 kilómetros al suroeste de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, y a cinco horas de carretera desde dicha ciudad, el proyecto representó un gran reto. La complicada geografía y las distancias de más de 100 kilómetros que debían cubrir los ductos, además de la perforación de los pozos a una profundidad de más de 5.600 metros, requirieron un trabajo en equipo de mucha precisión y esfuerzo.

Vestido con pantalón jean y una chaqueta naranja con  logos bordados de YPFB,  Daniel Lino asegura que también los procesos de consulta previa tomaron su tiempo hasta llegar a acuerdos para que “no como regalo”, sino como beneficio directo por las actividades en su territorio, su comunidad  acceda a agua para riego y consumo humano, salud y educación. En la inauguración de la planta,  miembros de las 42 familias que conforman  Iviyeca,  perteneciente al municipio de Lagunillas, de la  provincia Cordillera del departamento de Santa Cruz, acompañan a su líder. Quizá por ello  el acto se organizó con toda pompa. Una pequeña orquesta de violines  y violonchelos, junto a un coro, compuestos por niños y adolescentes guaraníes, brinda el marco musical.

Tocan y cantan el Himno Nacional en su lengua ante la vista del vicepresidente de operaciones de Total E&P Bolivie, Michel Hourcard; el director ejecutivo de la gigante rusa Gazprom, Alexei Miller;  los ejecutivos de Tecpetrol y  YPFB; el presidente Evo Morales y otras autoridades.

El resto de los comunarios ocupan las últimas filas de  las sillas  que fueron instaladas frente al escenario preparado a un costado de la planta de procesamiento, que se extiende sobre 53 hectáreas en medio del agreste Chaco cruceño; adelante están los ejecutivos y trabajadores petroleros.

Llega  el turno del ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.  “En 2013 hemos certificado reservas y en ellas  el campo Incahuasi tenía aproximadamente un trillón de pies cúbicos (TCF), hemos incrementado estos últimos años un TCF y hoy las reservas cuantificadas son de casi dos TCF; lo podemos considerar un megacampo”, exclama. Para Total E&P Bolivie, Incahuasi y Aquío son los campos nuevos más importantes a ser desarrollados en el país, por lo que representan el futuro del sector de hidrocarburos en Bolivia, en términos de producción de gas a mediano plazo.

La compañía francesa participa en el 50% de los contratos de operación Ipati y Aquío, junto a Gazprom y Tecpetrol (20% cada uno) y YPFB Chaco, que cuenta con 10%. La participación de YPFB Chaco se hizo efectiva desde el 30 de mayo del año pasado, en el marco de las leyes 792 y 793, del 28 de marzo de 2016.

Las cifras de la saga

La primera  fase del Proyecto Incahuasi consta de tres componentes: los pozos, los ductos y  líneas de recolección, y la planta de tratamiento de hidrocarburos, con una capacidad máxima de producción de 6,9 millones de metros cúbicos por día (MMmcd). Para realizar la labor  se  llegó a requerir 3.500  empleados y contratistas, de manera simultánea, en el punto más alto de la construcción del proyecto.

En 2004 fue perforado el primer pozo, el Incahuasi X1 ( ICS-X1),  y que a su vez se encuentra en el  bloque Ipati. Se instaló una línea de recolección de 6,3 kilómetros desde este pozo hasta la planta de tratamiento de gas. Pero si bien éste fue un pozo importante, los que  consolidaron el descubrimiento de reservas fueron los  A  QUIO- X1001 en 2011, ICS-2 en 2012 e ICS-3 en 2013.

Se instaló otra línea de recolección de nueve kilómetros desde el pozo ICS-2 hasta encontrarse con la línea proveniente del pozo ICS-X1, de tal manera que compartan el mismo derecho de vía hasta la planta de tratamiento.

Desde el pozo AQUIO-X1001 se instalará una línea de recolección de 7,3 kilómetros, que llegará hasta la planta de tratamiento. El 27 de abril de 2011, en un acto similar,  el Gobierno anunció que  éste albergaba una reserva de 2,6 TCF, que sumada a los 0,4 TCF del pozo Incahuasi X1 resultaba en un total de 3 TCF  en los bloques Ipati y Aquío. Ahora las cifras son distintas.

“La planta, que utiliza tecnología de vanguardia, procesa el hidrocarburo extraído de tres pozos de producción; dos se sitúan en el bloque Ipatí y uno en el  Aquío”, explica Total E&P Bolivie.

El contenido proveniente está compuesto por hidrocarburo gaseoso (gas) e hidrocarburo líquido (condensado). Una vez tratado en la planta, el gas comprimido con las especificaciones para su entrega y comercialización es transportado por un ducto de 30 pulgadas (76,2 centímetros) de diámetro, que recorre 103 kilómetros hasta un punto de conexión al sistema de transporte mediante el Gasoducto Yacuiba Río Grande (GASYRG), operado por YPFB Transierra.

El condensado se envía por un ducto de ocho pulgadas (20,3 centímetros) de diámetro y 16 kilómetros  hasta el punto de interconexión con el oleoducto OCSZ-2, operado por YPFB Transporte.

Al menos 30.000 toneladas de  tubos de 30 pulgadas, equivalentes a  750 mil metros, fueron utilizados en la instalación central de procesamiento de la planta.   La inversión  llega a casi 1.200 millones de dólares en los últimos años.

Al final del acto en la  planta  Incahuasi, Hourcard, representantes de Gazprom, Tecpetrol y YPFB Chaco suscriben un acuerdo que marca los parámetros de la segunda fase del nuevo megacampo.

Gazprom  quiere más alianzas

“Quiero felicitarles por este evento emblemático, por la puesta en marcha de uno de los más grandes campos de gas y condensado, Incahuasi. Este es un hito importante en el desarrollo del sector de hidrocarburos y energía no sólo de Bolivia, sino de América del Sur”, aseveró en el acto de inauguración de la planta de Incahuasi el CEO de Gazprom, Alexei Miller.

De rostro adusto, el hombre más importante del sector petrolero de Rusia  aseveró: “Gazprom es uno de los líderes del sector de energía en el mundo y nuestra cooperación supone la creación de nuevas alianzas en el futuro, por eso estamos interesados en desarrollar nuestra actividad aquí, en Bolivia”. Miller señaló que Gazprom asegurará el desarrollo de Bolivia.

La presencia de Total en Bolivia

Desde 1994, Total E&P Bolivie, filial del Grupo Total, trabaja en Bolivia en el área de la exploración y producción de hidrocarburos.  Es socia de importantes proyectos y operadora en los mayores campos nuevos en desarrollo.

Participa como socia no operadora en los bloques San Antonio, San Alberto y XX-Tarija Oeste (Itaú) desde principios de  los años 2000, lo que le permite ser parte del desarrollo de sus campos en producción.

“Total es una empresa con voluntad de contribuir al desarrollo económico y social de Bolivia, donde operamos hace más de 20 años con altos estándares que crean confianza”, señala una declaración institucional enviada por esa empresa petrolera a solicitud de Inversión.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Quecaña: El Chaco será una de las principales zonas vitícolas de Bolivia

Considerando que en un año la viticultura, solo en Yacuiba, alcanzó a producir más de …