Inicio / Internacional / LA BANDERA DE EEUU YA ONDEA EN CUBA

LA BANDERA DE EEUU YA ONDEA EN CUBA

El secretario de Estado, John Kerry, encabezó la histórica ceremonia en La Habana, y luego se reunió con el canciller cubano El jefe de la diplomacia estadounidense les dijo a los cubanos que “no hay nada que temer”. El ministro cubano le pidió la devolución de la base de Guantánamo.

La bandera de EEUU fue izada al mástil de la embajada por los tres exmarines que la habían arriado del mismo lugar hace 54 años. (Foto: Reuters)
La bandera de EEUU fue izada al mástil de la embajada por los tres exmarines que la habían arriado del mismo lugar hace 54 años. (Foto: Reuters)

Cuba/DPA

La bandera de Estados Unidos ya ondea otra vez en Cuba, más de medio siglo después de que el país norteamericano y la isla de régimen socialista rompieran relaciones en uno de los momentos más críticos de la Guerra Fría. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, presidió personalmente la apertura de la legación ubicada frente al Malecón habanero, unas tres semanas después de que Cuba hiciera lo propio en Washington.
“Larry, Jim, Mike: Es su tarea cumplir con las palabras que pondrían orgulloso a cualquier diplomático, así como a cualquier miembro de la Marina de Estados Unidos”, dijo Kerry para dar la señal a los ex marines encargados de entregar el estandarte estadounidense para que fuera izado en el asta. “Sabemos que el camino hacia unas relaciones plenamente normales es largo, pero es precisamente por ello que tenemos que empezar en este mismo instante”, señaló en su discurso ante unos 350 invitados y otras 200 personas entre periodistas y personal de la embajada.
Muchos de ellos se protegían con sombrillas azules del intenso sol caribeño o llevaban también abanicos con los colores de la bandera estadounidense.
Los tres ex marines que entregaron la bandera eran los mismos que arriaron la enseña hace 54 años en la misma delegación. Unas 700 personas se agolparon en los laterales de embajada para ser testigos del momento histórico. “No hay nada que temer”, advirtió también Kerry, que dirigió varias palabras en español a los invitados en el patio externo de la embajada. “Serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros”, aseguró.
El jefe de la diplomacia del gobierno de Barack Obama también pronunció durante su discurso palabras críticas que reflejan las diferencias que aún separan a Washington y La Habana.
“Seguimos convencidos de que el pueblo de Cuba estaría mejor servido con una democracia genuina, donde la gente sea libre elegir a sus líderes”, sostuvo.
Kerry se convirtió en el primer jefe de la diplomacia estadounidense que visitó Cuba en más de 70 años. Ambos países rompieron sus relaciones en enero de 1961, dos años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro y en un punto álgido de la Guerra Fría entre los bloques capitalista y socialista. “Estamos seguros de que este es el momento de acercarnos: dos pueblos ya no enemigos ni rivales, sino vecinos”, agregó el secretario de Estado, que también en su intervención, en el que citó al héroe nacional cubano José Martí.
Kerry se reunió después en la cancillería cubana con su homólogo Bruno Rodríguez. Ambos celebraron el acontecimiento, pero exhibieron también las diferencias que siguen separando a ambos países, por ejemplo en temas de derechos humanos. “Tenemos diferencias en nuestra interpretación de la historia”, constató Rodríguez. “En algunas de ellas será difícil ponerse de acuerdo”.
El canciller cubano replicó indirectamente a los comentarios de Kerry durante su discurso diciendo que la isla socialista también tiene preocupaciones por la situación de los derechos humanos en Estados Unidos. Kerry, por su parte, respondió a las exigencias de La Habana de que el gobierno de Washington devuelva el territorio de la base naval de Guantánamo. “Eso no está sobre la mesa en este momento”, dijo. El secretario de Estado recordó sin embargo que Obama ha pedido el levantamiento del embargo que Washington impone a la isla desde los años 60. Las sanciones, no obstante, sólo pueden ser completamente eliminadas por el Congreso de Estados Unidos, controlado por los republicanos que se oponen al acercamiento que definieron Obama y Raúl Castro.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Venezuela: Pastor evangélico desafía a Maduro y lanza candidatura presidencial

Con el lema “El evangelio cambia”, Javier Bertucci afirma que planea “implantar los valores cristianos” en …