Inicio / Internacional / PORTUGAL AFIRMA QUE ACABÓ CON LA MORTALIDAD MATERNA

PORTUGAL AFIRMA QUE ACABÓ CON LA MORTALIDAD MATERNA

Diez años después de que en Portugal se decidiera, a través de un referendo, despenalizar el aborto hasta las 10 semanas de gestación, el país realiza el balance de una medida que, según datos oficiales, acabó con la mortalidad materna y está reduciendo progresivamente las interrupciones voluntarias del embarazo.

Prtugal/Télam
“La mayor de las mejoras fue prácticamente haber acabado con el aborto clandestino y las complicaciones que traía y eso es una ganancia en salud absolutamente extraordinaria”, dijo a la agencia EFE el presidente de la Sociedad Portuguesa de Obstetricia y Medicina Materno-Fetal, Luís Graça.
La Dirección General de la Sanidad (DGS) de Portugal informó que entre 2008 -año en la que entró en vigor la Ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVG)- y 2015, se realizaron 145.706 abortos voluntarios en el país, y solo murió una mujer, en 2010, por un ‘choque tóxico’ (causado por una toxina producida por algunos tipos de bacterias estafilococos) algo que ocurre en uno de cada 100.000 casos. El dato contrasta con las 14 mujeres fallecidas por abortos clandestinos entre 2001 y 2007, según estimaciones, debido a que no hay cifras sobre el aborto clandestino. El proyecto de despenalizar el aborto, presentado ante los portugueses el 11 de febrero de 2007, obtuvo el 59% de votos a favor y amplió el sistema vigente que restringía el aborto a casos de malformación del feto, riesgo para la madre o embarazos producto de una violación.
Graça destacó además que las estadísticas muestran cómo el número de abortos se reduce cada año desde 2011, cuando se registró el pico de casos, que fue de 19.921. “A partir de 2011 ese número de abortos totales disminuyó y esto se va a estabilizar hasta llegar a cerca de los 15.000 por año”, comentó el especialista.
En 2015 -último año con cifras oficiales- se alcanzó el menor número de interrupciones, que fue de 15.873, un 1,9% menos que un año antes, sobre todo en mujeres de entre 20 y 24 años, en su mayoría desempleadas, según la DGS.
El organismo también expuso la escasa reincidencia, ya que el 70% de las mujeres que abortaron por decisión propia en 2015 lo hacían por primera vez, y que casi el 96 por ciento de las mujeres que se sometieron a una IVG recurrieron posteriormente a un método anticonceptivo. La ley portuguesa obliga a la mujer a tener un “período de reflexión” mínimo de tres días entre la consulta y la interrupción del embarazo.
En Portugal, un país tradicionalmente católico, hay 1.300 objetores de conciencia que no realizan la práctica, entre ellos ginecólogos, obstetras y médicos de familia.

About AdmChaco

También le puede interesar

MATAN A GOLPES A UN TURISTA ARGENTINO DURANTE UNA PELEA EN RÍO DE JANEIRO

Un turista argentino de 28 años fue muerto a golpes la madrugada de este domingo …