Inicio / Frontera Informativa / SALTA: DEBATE POR LOS SÍMBOLOS RELIGIOSOS EN AUDIENCIA SOBRE EDUCACIÓN LAICA
La sala de audiencias durante la primera jornada de debate sobre la educación religiosa. Foto: Télam

SALTA: DEBATE POR LOS SÍMBOLOS RELIGIOSOS EN AUDIENCIA SOBRE EDUCACIÓN LAICA

Durante la segunda jornada para tratar la demanda de padres que quieren neutralidad en la enseñanza, uno de los expositores sugirió retirar un crucifijo de la sala de la Corte donde analiza el tema.

Salta/El Tribuno

La cruz de madera ubicada en el centro de la sala de audiencias de la Corte Suprema de Justicia de Nación fue el símbolo que les sirvió de ejemplo a varios oradores que pidieron ayer separar la fe católica del Estado y se manifestaron a favor de que la educación sea laica en las escuelas estatales de Salta. La cuestión se planteó en la segunda jornada de la audiencia pública que se realiza ante el máximo tribunal del país para debatir sobre la continuidad de la enseñanza religiosa en la provincia.

Federico Paurolo, del Frente de Abogados Populares, sugirió que el crucifijo no debería estar en el salón, por lo menos cuando los representantes de los padres salteños que demandan suspender la enseñanza religiosa vayan a exponer su pedido ante la Corte Suprema, lo que ocurrirá el 31 de agosto.

Paurolo fue uno de los expositores que participaron ayer en la audiencia púbica para exponer sus argumentos a favor de la educación laica. Hubo 18 oradores en total y el debate continuará en los dos últimos días del mes.

El abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez también se expresó sobre el tema. “Así como el Estado debe garantizar que las personas se vistan con los símbolos de la religión que profesen, hay que evitar que el Estado se vista con símbolos religiosos, como sucede en este momento”, señaló el abogado, en referencia a la cruz que domina el espacio donde se está discutiendo si la enseñanza pública debe ser laica.

“Hay que evitar que el Estado profese alguna religión de forma preferente”, insistió Gil Domínguez, a la vez que indicó que es inconstitucional la formación que se sigue dando en Salta. “Hay una situación de discriminación por motivos económicos. Los padres que tengan recursos y no quieran que sus hijos reciban educación católica -o quieran educación no religiosa- van a ir a un colegio privado. Los que no tienen los recursos van a estar sometidos a recibirla”, expresó.

En contraposición, el abogado Jorge Guillermo Portela planteó que la Corte Suprema debe mantener la cruz que caracteriza a su sala de audiencias. “No recomiendo al Tribunal sacar el crucifijo. Aquí lo que se pretende es que sigamos una verdad única a través de una especie de odio a lo religioso”, manifestó.

“Demora”

El diputado nacional por Salta Pablo López sostuvo que en los establecimientos educativos de la provincia “se practican rezos” y que los edificios “están llenos de simbología católica, como vemos en este Tribunal”.

López también opinó que “la religión forma parte del ámbito privado de las personas y no debe ser llevada adelante en las escuelas públicas” y pidió que la Corte Suprema haga lugar al pedido de las familias salteñas que quieren que los niños dejen de tener instrucción relacionada con los credos.

“Esta instancia llega luego de años, con lo cual la demora niega la justicia y ha generado que los padres hayan visto violentados sus derechos”, declaró el legislador en su exposición.

En la audiencia de ayer también pidió un fallo a favor de la enseñanza laica Miguel Jorge Haslop, de la Asociación para la Promoción de los Derechos Civiles. “No se dejen llevar por el símbolo que tienen atrás”, dijo Haslop a los jueces de la Corte Suprema, en relación al crucifijo.

El símbolo religioso ya había generado comentarios el miércoles, en la primera jornada de la audiencia pública que convocó la Corte Suprema para escuchar las opiniones de todos los sectores interesados antes de resolver el caso.

El doctor en derecho y ciencias sociales Horacio Gentile, segundo en tomar la palabra en el debate, consideró que la escuela debe hablar sobre los valores que promueven los cultos. “¿Cómo es que no podemos dar información acerca de lo que significa ese crucifijo?”, se preguntó, mientras señalaba la cruz ubicada sobre el estrado que compartieron los ministros de la Corte Ricardo Lorenzetti, Elena Higthon, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

En 2010, la fallecida jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay había instado a los responsables de los juzgados a retirar los íconos religiosos de las salas de audiencia. “Soy funcionaria de un Estado laico y recibo gente que puede tener todas las religiones o ninguna, esa es la libertad de culto. Tener un símbolo religioso condiciona”, había dicho la magistrada.

Faltan 18 oradores

Fueron 18 los expositores que se presentaron ayer en la segunda jornada de la audiencia pública sobre la educación religiosa que se realiza en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Las presentaciones continuarán el 30 y 31 de agosto. Falta que tomen la palabra 18 oradores más.
El último día expondrán sus argumentos ante la Corte los representantes de los padres que demandan educación laica en Salta y los del Gobierno de Salta.
De acuerdo a lo que se conoció, hablarán en nombre de la Provincia la ministra de Educación, Analía Berruezo, y la fiscal de Estado, Mónica Lionetto.

 

About Usuario Web

También le puede interesar

SALVADOR MAZZA: LOS MUNICIPALES BLOQUEARON TODOS LOS ACCESOS A LA COMUNA

Los trabajadores instalaron una olla popular y no se prestan los servicios básicos. El cruce …