Inicio / Frontera Informativa / SALVADOR MAZZA: AUMENTA LA ALERTA POR RABIA CANINA

SALVADOR MAZZA: AUMENTA LA ALERTA POR RABIA CANINA

Sin datos precisos, los casos en territorio boliviano prenden la luz en la provincia.

El último caso registrado en Salta ocurrió en abril pasado. (Foto: El Tribuno)
El último caso registrado en Salta ocurrió en abril pasado. (Foto: El Tribuno)

Salvador Mazza/El Tribuno

La aparición de nuevos casos de rabia canina en territorio boliviano revitalizó el alerta que las autoridades sanitarias salteñas lanzaron en los últimos dos meses en la zona fronteriza. La situación derivó en una resolución que el intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, ingresó ayer al Concejo Deliberante para que se controle estrictamente el ingreso de perros a nuestro país.
Esta vez, el director de Epidemiología, Alberto Gentile, mantuvo una reunión en la Municipalidad de Salvador Mazza con la gerente del hospital, Carolina Campos, el responsable de Bromatología, Alejandro Maurín, agentes sanitarios y el secretario de Gobierno comunal, Sergio Sanmillán. Tras explicar el proceso de transmisión de la enfermedad y el peligro que significa para las personas, Gentile solicitó que se extremen todas las medidas de control sobre las mascotas, particularmente las que llegan a suelo salteño con familias provenientes del país vecino. Muchas trabajan y tienen negocios y propiedades en ambos lados de la frontera, por lo que los perros circulan con las personas en forma constante.
Los casos
El último caso registrado en Salta ocurrió en abril pasado, cuando un cachorro de cinco meses, propiedad de una familia de bagayeros, llegó a Salvador Mazza y mostró un comportamiento agresivo que derivó en la muerte del animal. La confirmación de rabia la hizo el Instituto Pasteur a cuyos laboratorios se enviaron las muestras. Entre el año pasado y lo que va de 2015, son seis los casos en Salta, dos de ellos este año y todos ingresados desde Bolivia.
Gentile reiteró que “sigue a pleno un plan de contingencia que se aplica desde 2013 como consecuencia de la realidad sanitaria boliviana”. Ya en abril se había reportado un caso en La Paz, lo que demuestra que las enfermedades no tienen fronteras y avanzan en la medida que no se ponen barreras sanitarias efectivas.
“Vemos con preocupación que se traen animales a nuestro país e inclusive hay razas que se venden y exportan. Nosotros sostenemos el alerta, pero si nuestros vecinos no implementan un plan agresivo y eficaz para controlar la rabia en su territorio, la situación seguirá afectándonos”, expresó Gentile.
El especialista insistió ante las autoridades de salud y municipales en continuar alertando a la comunidad, en tomar medidas estrictas y alentar la vacunación de perros y gatos y prender una luz roja para que la vigilancia epidemiológica sea exitosa. “Le pedimos a la gente que no baje los brazos, que comunique rápidamente cualquier sospecha, observe la conducta de los perros, particularmente los que vienen de Bolivia”, cerró.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Hubo una nueva amenaza de bomba en un banco de Tartagal

La policía actuó rápidamente y evacuó a la gente del lugar. La situación vuelve a …