Inicio / Frontera Informativa / Salvador Mazza: Orden Judicial impide a seis periodistas hacer cobertura en el edificio municipal

Salvador Mazza: Orden Judicial impide a seis periodistas hacer cobertura en el edificio municipal

Edificio de la Comuna de Salvador Mazza. (Foto: El Tribuno)

Les prohíben publicar informaciones sobre la pareja del intendente, Rubén Méndez Salazar. La clave sería un video íntimo.

El Tribuno/

La jueza de Violencia de Género, Susana Menéndez, ordenó a seis periodistas de Salvador Mazza, demandados por una empleada municipal y pareja del intendente Rubén Méndez Salazar, “abstenerse de difundir, publicar, exhibir o efectuar comentarios en forma pública o privada relacionados con la vida íntima de la señora Ángela Paola Gigena, y cualquier otro acto de perturbación que atenten contra la integridad síquica o emocional de la misma y proceder por la vía correspondiente a la eliminación de cualquier publicación relacionada con la denunciante bajo apercibimiento de aplicar una multa por infracción de $3.000 por día”.

La magistrada ordenó también a los 6 comunicadores “abstenerse de proferir actos de violencia física o síquica, insultos o palabras agraviantes contra la denunciante y mantener una distancia de más de 200 metros de la misma; asimismo, corrió vistas de sus actuaciones al SAVIC (Servicio de Asistencia a las Víctimas del Poder Judicial) y a la Policía de la Provincia para que personal de la fuerza mantenga una custodia en la vivienda y en el lugar de trabajo de la señora Gigena, quien se desempeña en las oficinas de la Municipalidad.

Pronunciamiento de los periodistas

Un grupo de comunicadores y trabajadores de los medios de comunicación autoconvocados del norte de la provincia, se reunieron en Tartagal para plantear el tema que involucra a Raúl Costes, Natalia Camacho, Gerardo Argañaraz y otros tres periodistas de la fronteriza localidad de Salvador Mazza, quienes, a raíz de la orden de la jueza Menéndez, no podrán realizar coberturas periodísticas en el edificio municipal, lugar donde Gigena se desempeña como contratada.

Los periodistas norteños emitieron un comunicado dando a conocer su preocupación por la resolución de la jueza Menéndez. “Estuvieron presentes cuatro de los periodistas a quienes la Policía los buscaba para entregarles las notificaciones. No pueden cubrir ninguna información en el edificio municipal y no pueden ni llegar hasta la Fiscalía porque se encuentra a menos de 200 metros del lugar donde trabaja la denunciante”, ejemplificó Armando Álvarez uno de los comunicadores de Tartagal.

Oscar Gutiérrez, periodista y director de Prensa, consideró que “lo que esta gente hace es cualquier cosa menos periodismo. Por ser funcionario soporto todo tipo de agravios y a mi señora le dicen de todo”.

Álvarez remarcó que “Raúl Costes nos acercó copia de la denuncia que él le realizó a la pareja del intendente cuando esta señora lo agredió verbal y físicamente, pero esa denuncia nunca prosperó y en cambio el demandando fue el propio Costes y los otros colegas”.

Diferencias políticas y personales

Las diferencias políticas entre Raúl Costes -un ex funcionario de la gestión del destituido intendente local Carlos Villalba- y el actual jefe comunal Rubén Méndez comenzaron prácticamente cuando Méndez ganó las elecciones de 2015 y desde entonces el enfrentamiento entre ambos ha sido permanente.

Las esquirlas de la virulenta pelea tuvieron como blanco a varios funcionarios municipales y también a Paola Gigena, una joven que ingresó como empleada municipal a la planta de trabajadores contratados. A mediados del año pasado, según trascendió, se viralizaron imágenes y un video de la vida íntima de la joven lo que se transformó en la comidilla de los opositores a Méndez.

En noviembre pasado, víctima de un ataque de nervios, la joven atacó al periodistas Costes cuando éste se encontraba transmitiendo para su medio recriminándole sus comentarios. Costes la denunció por esa agresión pero Gigena hizo lo propio. La jueza Menéndez consideró que la verdadera víctima de los ataques fue la mujer, por tanto tomó una medida drástica con el grupo de periodistas de la siempre convulsionada y difícil localidad de frontera.

“Yo creo que en realidad la doctora Menéndez falló como lo hizo porque no le debe haber llegado mi denuncia. No debe saber que yo la denuncié a Gigena por agresión física. Según dicen la señora, presentó videos y otros materiales de los cuales yo no soy responsable. En la única oportunidad que hice un comentario sobre un video de la vida íntima de esta señora fue cuando el tema fue tratado en el seno del Concejo Deliberante, Si eso trascendió no tengo ninguna responsabilidad, nunca hice comentarios sobre el tema”, aseguró Costes.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Salta: Extienden la ayuda para los inundados cerca del río Bermejo

Desde el gobierno nacional argentino ordenaron enviar más soldados del ejército para asistir a los …