Inicio / Frontera Informativa / TRAGEDIA EN SALTA: UN VUELCO QUE HIRIÓ A TODOS EN LO MÁS PROFUNDO

TRAGEDIA EN SALTA: UN VUELCO QUE HIRIÓ A TODOS EN LO MÁS PROFUNDO

El dolor de los familiares de las víctimas que llegaron al lugar de la tragedia. (Foto: El Tribuno)

Familias destruidas, amigos desolados y un país en congoja dejó la tragedia de la ruta 34.

Salta/El Tribuno

“Uy… también murió mi primo”. La voz se le quedó. Un joven gendarme de Orán recibió la triste noticia al leer la nómina de víctimas fatales, mientras hablaba por teléfono con un amigo comentando la tragedia. Dolor, sorpresa y congoja traspasaron el ánimo de todos, familiares, gendarmes, amigos, vecinos y millones de argentinos.
En la ciudad de Orán hubo un pesar profundo tras la confirmación de la muerte de tres jóvenes.
Los cabos primeros Humberto Germán Rodríguez y Javier Centeno (ambos casados y con hijos) y el gendarme Roberto Oscar Delgado prestaban servicio en el Destacamento Móvil 5 de Santiago del Estero y viajaban en el colectivo que volcó.
Ayer, en el Escuadrón 20 Orán, muchos amigos los recordaron con anécdotas, en misiones compartidas y, sobre todo, hablaron de la amistad que los unía. Muchos de ellos eran, incluso, vecinos del barrio.
La madrugada del lunes quedara grabada en la memoria de los rosarinos. El sonar de las sirenas comenzó a llenar el silencio de la madrugada y de a poco la noticia del terrible accidente cobró fuerza. Cuando el sol desplegó sus primeros destellos, miles de vecinos sabían que un colectivo de Gendarmería yacía volcado en el fondo de un zanjón de la ruta nacional 34, en el paraje Balboa.
“Nunca pensé que iba a presenciar un accidente de estas características”, dijo anonadado Aldo Díaz, presidente de la Agrupación de Gauchos “El Bagual”, de Balboa. “Como todas las mañanas, arrancamos el día muy temprano, y como es habitual encendemos la radio. Fue allí cuando escuchamos que hubo un terrible accidente en nuestra localidad, sobre el puente carretero”, relató Díaz. Uno de sus hermanos salió en moto hasta el lugar y allí comprobó sobre lo que hablaban en las radios.
“Volvió a nacer”
“Mi hijo hace tres años que está en Gendarmería. Él lo llamó a su papá, no tengo idea a qué hora. Mi marido estaba trabajando, porque hace horario nocturno en un ingenio. Llegó y me dijo que mi hijo había tenido un accidente y que teníamos que ir a Rosario”, contó Ilda Miranda, mamá de Sergio Lizondo (25 años), uno de los gendarmes heridos, oriundo de General Güemes.
“En Rosario recibió los primeros auxilios y después lo trajeron. Vinimos con él en la ambulancia. Está estable, gracias a Dios y a la Virgen. Me dijo que no recuerda nada. Después de esta tragedia mi hijo volvió a nacer”, dijo Ilda. y rompió en llanto en la puerta de la guardia del hospital San Bernardo, de la ciudad de Salta.

Miriam Villagrán, tía de José Patricio Romero -otro joven gendarme de Formosa-, pedía información sobre él en el hospital capitalino. “Él se comunicó con su esposa a las 5 o 6, le dijo que estaba bien y se le cortó la llamada. La señora está desesperada, tienen dos nenitos y no puede comunicarse”, aseguró. A los minutos, un jefe de Gendarmería le confirmó que José estaba bien y que se había quedado para ayudar en el rescate.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Tartagal: Detienen a un sargento que llevaba 135 kilos de cocaína en su auto

Fue detenido en un procedimiento de Gendarmería Nacional en la Ruta Nacional 34. Viajaba solo …