Inicio / Internacional / TURQUÍA AMENAZÓ CON DEJAR DE SER LA “BARRERA” DE LOS PROBLEMAS DE EUROPA

TURQUÍA AMENAZÓ CON DEJAR DE SER LA “BARRERA” DE LOS PROBLEMAS DE EUROPA

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. (Foto: Internet)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cargó duramente contra Alemania, y toda la Unión Europea, por el reconocimiento del genocidio armenio y amenazó con dejar de ser una “barrera” a los problemas de Europa, en referencia al acuerdo para aceptar el envío de refugiados.

Turquía/Télam

“Hago un llamamiento a Alemania y a toda Europa. O resolvemos los problemas en nuestra agenda de forma justa o Turquía no será una barrera frente a vuestros problemas y los dejará solos con ellos”, advirtió el mandatario turco en un discurso retransmitido por televisión.
De esta forma, Turquía reacciona a la aprobación del jueves por el Parlamento alemán de una resolución que califica de genocidio la matanza de cientos de miles de armenios por parte del Imperio Otomano en 1915.
“Estamos hartos de que nos pongan más dificultades sobre los hombros. O resolvemos los problemas o seguiremos nuestro propio camino”, afirmó el jefe de Estado durante una intervención en un foro económico en Estambul.
Erdogan afirmó que su país no quiere “darle la espalda a Europa” y que hay cinco millones de ciudadanos de origen turco en la UE.
“Tan sólo queremos un trato justo”, reclamó el dirigente islamista y conservador, que así pone en duda el cumplimiento del acuerdo que su país selló con la UE a finales de marzo por el cual recibirá fondos para la asistencia a los refugiados (en dos tramos de 3.000 millones de euros).
A cambio, el país euroasiático se comprometió a contribuir a canalizar el flujo de refugiados de Siria hacia las costas del Egeo, buscando eliminar los incentivos del viaje de las costas turcas a las islas griegas y disminuir el flujo de Turquía hacia Europa.
El acuerdo entre Turquía y la UE logró hasta el momento mermar el ingreso de migrantes a Europa, pero en contrapartida aumentó notablemente los cruces en barcos por el mar Mediterráneo desde las costas de Libia a Italia, ruta en la que en los últimos 11 días murieron más de 1.000 personas.
Erdogan dijo que la resolución del Bundestag alemán sobre el genocidio no tiene nada que ver con proteger a los armenios y que es sólo un “abuso”, consignó la agencia de noticias EFE.
El presidente turco aseguró que de los 100.000 armenios que viven ahora en Turquía sólo la mitad tienen nacionalidad turca.
“Si tuviéramos esa sensibilidad (antiarmenia) ¿por qué deberíamos tener armenios que no son nuestros ciudadanos?”, planteó.
“En este momento, ¿recibe Europa a los refugiados que están a sus puertas? Vemos lo que están haciendo. Pero Turquía acoge a tres millones de refugiados. Esa es la diferencia entre nosotros”, declaró Erdogan.
El presidente dijo que su país, que sí reconoce que hubo matanzas de armenios, nunca admitirá que aquello se trató de un genocidio y argumentó que en el contexto de la Primera Guerra Mundial cuando el país “estaba rodeado” (de enemigos), se tuvieron que tomar “algunas medidas”.
“Lo subrayo una vez más. No hay nada en nuestro pasado de lo que avergonzarse. Pero todos esos países que nos culpan del genocidio armenio tienen la sangre de millones de personas en sus manos”, denunció.
Erdogan señaló que Alemania es el último país que debe hacer acusaciones sobre genocidio y que primero debería “redefinir el Holocausto”.
En su resolución, el Parlamento alemán reconoce además la responsabilidad de Alemania, como aliado del Imperio otomano en la Primera Guerra Mundial, en el genocidio armenio.
Asimismo, Erdogan criticó a la canciller alemana, Angela Merkel, por no haber intervenido para frenar la moción por la cual el parlamento germano reconoció esta semana el genocidio armenio y advirtió que la decisión afectará las relaciones con Berlín.
Recién llegado de una gira por África, Erdogan opinó que hay un complot, en el que incluyó a los medios y advirtió que quien actúe contra los intereses de Turquía “perderá un amigo importante”.
Además, afirmó que la decisión del Parlamento viene “de una mente superior”, en referencia a la canciller Merkel.
“Me había dicho por teléfono que haría todo lo que pudiera. No puedo entender que no pudiera convencer a su grupo. Me habría gustado que hubiera participado y votado”, expresó Erdogan, en referencia a la decisión de Merkel y varios miembros de su gobierno de no participar en la sesión en la que se aprobó la moción.
El Imperio otomano expulsó y asesinó hasta 1,5 millones de armenios durante la Primera Guerra Mundial, según las estimaciones. Turquía, sucesora del imperio, “lamentó” lo ocurrido, pero rechazó siempre reconocerlo como “genocidio”.
Sin embargo, una veintena de gobiernos, incluyendo los de Argentina, Francia, Italia y Rusia, designaron oficialmente como “genocidio” a las matanzas, en tanto el papa Francisco calificó lo ocurrido a los armenios como “el primer genocidio del siglo XX”.

About Usuario Principal

También le puede interesar

Venezuela: Pastor evangélico desafía a Maduro y lanza candidatura presidencial

Con el lema “El evangelio cambia”, Javier Bertucci afirma que planea “implantar los valores cristianos” en …