Inicio / Sociedad / VACUNA ANTINEUMOCÓCICA Y CONTRA LA INFLUENZA, LAS MÁS REQUERIDAS

VACUNA ANTINEUMOCÓCICA Y CONTRA LA INFLUENZA, LAS MÁS REQUERIDAS

En el departamento de Tarija, en lo que va del año, la vacuna más requerida por los centros de salud, y demandada por la población, es la antineumocócica y  la dosis de la influenza estacional. En caso de no inyectarse a su debido tiempo, las personas pueden contraer enfermedades que ocasionan la muerte.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela  que la neumonía es la causa principal de la muerte en niños en todo el mundo. (FUENTE: EL PAÍS ONLINE)
La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que la neumonía es la causa principal de la muerte en niños en todo el mundo. (FUENTE: EL PAÍS ONLINE)

INFLUENZA ESTACIONAL
La responsable del Programa Ampliado de Inmunizaciones de Tarija (PAI), Ana Miranda, informó que la meta para este año era cubrir un 75 por ciento, pero se superó lo previsto, y se llegó a inmunizar un 85 por ciento de la población.
Los beneficiarios adultos (individuos de 65 años, mujeres embarazadas y personal de salud) en esta gestión fueron 27.370, y 20.080 en niños (mayores de 6 meses y menores de 2 años). Asimismo, reveló que en la actualidad ya no se tiene disponible la dosis de influenza estacional.
Miranda explicó que la distribución de esa vacuna  empezó  en el mes de mayo y se agotó en la primera semana de julio. Aseguró que ayuda a prevenir la influenza (gripe)  H1N1 (también llamada gripe porcina).
Este virus se transmite de persona a persona a través de la tos, los estornudos, y en ocasiones, al tocar objetos contaminados con el virus.
Los signos de la influenza pueden incluir: fatiga, fiebre, dolor de garganta, dolor muscular, escalofríos, tos y estornudos. Algunas personas también pueden tener diarrea y vómito. Las víctimas se pueden sentir bien en una semana. Pero otras contraen neumonía u otras enfermedades graves. Y si los pacientes no son tratados a tiempo pueden perder la vida.
ANTINEUMOCÓCICA
Las enfermedades que ayudan a prevenir esta dosis son: la neumonía, bacteriana, sinusitis, otitis media y la meningitis. Pero las más crónicas y frecuentes son las dos primeras.
Por su parte, Miranda comunicó que a la fecha se  logró inmunizar a 17.427 niños con edades comprendidas entre los 2 a11 meses. Dicha dosis se tiene que suministrar a los  2, 4 y 6 meses de edad. Sin embargo, el PAI dotó vacunas para poder inyectar en todos los meses.
Según el Sistema Nacional de Información en Salud de Tarija (SNIS), de enero a agosto se registró 4.156 casos de neumonías, el año pasado esa institución contabilizó 7.605.
También reporta  que son 211.803 personas que padecieron infecciones respiratorias agudas sin neumonía (dato contabilizado de enero a agosto de 2014). El año 2013 las víctimas con esas patologías fueron 365.790.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela  que la neumonía es la causa principal de la muerte en niños en todo el mundo. Calculan que cada año esa enfermedad mata a unos 1,1 millones menores de 5 años.  También señalan que esa cifra supera las muertes ocasionadas por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), malaria y el sarampión combinados.
“Si los niños no son tratados a tiempo, o no recibieron esta vacuna. Ellos contraen enfermedades que a la larga terminan con una discapacidad para toda la vida- manifestó Miranda- por ejemplo, la meningitis puede ocasionar sordera, quitar el habla (mudo), o quedar ciego”.
Asimismo, sostuvo que la vacuna antineumocócica  se introdujo en el país el año 2013, y que fue “muy” aceptada en la población. Explicó que sólo puede ser dotada a niños menores de 1 año, “pero también es requerida por otros sectores”. “Si la población quiere adquirir de manera particular, esta llega  costar 150 dólares”, concluyó.

FACTORES AMBIENTALES CONTRIBUYEN A LA NEUMONÍA

 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no sólo las bajas defensas de los niños pueden ocasionar una neumonía, sino que también se origina  por distintos factores ambientales.
Ahí se incluye la contaminación del aire interior ocasionado por el uso de biomasa (como leña o excremento), o combustibles para cocinar o calentar el hogar. También el vivir en hogares  hacinados, y el consumo de tabaco por los padres de familia.

FUENTE: DANIEL RIVERA M/EL PAÍS EN

About Usuario Principal

También le puede interesar

PREOCUPA ALTO ÍNDICE DE VIOLENCIA CONTRA LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA EN TARIJA

El asesor legal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia en Tarija, Waldo Tarifa, …